LA NUEVA TIMBA SOCIALISTA

El PSOE se ha instalado ya en la esperanza. El mal sueño terminó el sábado con la dimisión forzada y fulminante de un secretario general que no pudo hacerlo peor en su despedida pública. Acusado por los suyos de mentiroso y fulero, de querer aferrarse al sillón como fuese y sin apoyos, Pedro Sánchez abandonó Ferraz solo y cabizbajo; derrotado, hundido. Y lo peor, con el estigma eterno de haberse convertido en el cáncer maldito de un partido centenario que casi lo lleva al cementerio. Pero la política y el lobby son así de agrios.

 

Ahora la gestora que comanda el nuevo proyecto se enfrenta a decisiones letales. Lo primero, decidir si gobierna la derecha o nos vamos a elecciones. Lo segundo, convocar unas primarias y un congreso extraordinario de discusión sesuda que desemboque en un candidato sólido que permita de nuevo al PSOE tocar pelo en el ruedo del poder. Mientras, el grupo parlamentario socialista está roto, fragmentado y sin capacidad de debate ni control en el hemiciclo. Está por ver si Sánchez mantiene el acta de diputado, es decir, sigue embolsándose unos 4.700 euros netos mensuales.

 

Las consecuencias de la crisis socialista han contaminado el ambiente mucho más allá de la calle Ferraz. La metralla impacta también en regiones y municipios, en las agrupaciones locales y en las ejecutivas provinciales. Y qué decir de los pactos de investidura mortal y rosa con Podemos, entre ellos los de Aragón o Extremadura. Críticos y sanchistas deberán cerrar heridas abiertas y caminar de la mano en favor de un proyecto común que ponga orden; una travesía de muy largo recorrido. Los sastres del PSOE, entre ellos la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, necesitarán mucho hilo para coser un enorme roto ideológico, orgánico y político.

 

Pero la crisis socialista ha alterado también la posición extremadamente cómoda del Partido Popular ante el conflicto. Mariano Rajoy es consciente del debilitamiento máximo del PSOE, lo que, por otra parte, le haría mucho más virulento en las tareas de control de un Gobierno en minoría de la derecha para evitar el acoso de Podemos. En definitiva, señoras y señores, abran juego porque toda la baraja está sobre la mesa y los comodines escondidos. Comienza la partida.

csqgbz_weaanlmw-jpg-large

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s